24 jul. 2011

La tumba de Cervantes y el Codex Calixtinus















Por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con lo que dice David Torres en el Mundo del 24 de junio; sí, los españoles somos un pueblo avergonzado de su Historia
. Es inexplicable la desafección de nuestro país a glorificar las grandezas de la patria; no sé, quizá seamos una nación demasiado vieja, quizá fuimos demasiado grandes.



















El ejemplo de Cervantes está claro, es el mayor genio de nuestra literatura, y por ende de las letras en español, y sin embargo, no sabemos donde está enterrado; sabemos sí que es en el convento de los trinitarios de la calle "Lope de Vega" de Madrid, pero no sabemos ubicar la tumba.























Es también curioso que, mucho tiempo después, alguien bautizase a esa calle como de Lope de Vega, sobre todo sabiendo la animadversión literaria y personal que se tenían ambos genios.









En contraposición, los ingleses han enterrado a Shakespeare
en el presbiterio de la iglesia de la Santísima Trinidad (Holy Trinity Church) de Stratford y su tumba está señalada a la perfección
.








Habla también del coronel Benítez, quien hallándose en difícil tesitura durante la batalla de Annual, en un cerro llamado Igueriben, fue capaz de resistir, en una posición con 200 hombres, al asalto de las hordas de Abd el Krim, hasta la muerte, como en las Termópilas.



















Otra muestra del palpable desinterés por nuestra Historia, y por la de Occidente, se puede apreciar en la noticia del robo en Santiago del Codex Calixtinus. Estamos hablando quizá del manuscrito antiguo más importante de nuestra historia, junto al Beato de Liébana, Los Milagros de Nuestra Señora y las Glosas Emilianenses; estamos hablando del acta fundacional para el Occidente europeo y sin embargo, la noticia no tuvo la relevancia de una serpiente de verano.




















Imaginaos que pasaría en Inglaterra si se hubiera producido el robo de la Carta Magna, quizá hubieran puesto al ejército en estado de alerta.









Por otro lado, la falta de rigor en la vigilancia de la sala donde se guardaba exige una asunción de responsabilidades; así como la absoluta ingenuidad del responsable, esto te hace pensar que si la Iglesia pervive es de manera milagrosa.

23 jul. 2011

Atentado en Noruega

A propósito del concepto de desinformación que los contendientes utilizan, en las guerras, desde tiempo inmemorial pero más ahora por la mayor importancia de los medios, las potencias implicadas, las exigencias profesionales a los periodistas y la adscripción ideológica de estos. Este concepto va ligado al de información como dos caras de la misma moneda (véase la novela de Verne, Miguel Strogoff).






Realmente la naturaleza perversa de los grandes cárteles de poder, como el núcleo duro de los Bildelberg, está, entre otras cosas, en su deseo de reorganizar nuestra sociedad sin contar con nosotros y en la diversidad de sus intereses económicos. La desinformación es siempre parte fundamental de la intervención de los ejércitos que actúan por razones que a veces ni intuimos, pero que se enfrentan a los intereses contrapuestos; actualmente, al no haber guerra fría (USA vs URSS), estos son de naturaleza más difusa.







Se realizan intervenciones contra países soberanos acusándolos real o falsamente de masacrar a sus respectivos pueblos, de poseer armas de destrucción masiva o de preparar agresiones. Así las intervenciones en Yugoslavia, Irak y Libia; y claro, también la promoción descarada de pequeñas naciones sin Estado, como Kosovo ayer y Euskadi mañana, que una vez constituidas serán más receptivas a los intereses de las mafias.








Ahora ha saltado a la palestra el brutal atentado de Oslo y, tras una primera reivindicación de un grupo islamista que por lo visto lo hace siempre pero que se ha desdicho, el caso que se nos presenta es una comunión perfecta con ruedas de molino, que es digna tanto de Langley como de la Plaza Dzerzhinsky.



















La policía ha relacionado la explosión de un bestial coche bomba, que ha destrozado el centro administrativo de Oslo, con un extraño francotirador en un campamento juvenil situado a poca distancia pero producido a las dos horas. La gente sitúa al francotirador, que ha sido capturado, en el lugar de la explosión a pesar de que ya sabemos lo fiables que son este tipo de reconocimientos (acordaos de las niñas de Alcàsser que las vieron en toda España).










El francotirador parece ser un individuo normal, algo retraído y con pocos amigos, tipo de resultados medios, de opiniones islamófobas y de autoproclamación como extrema derecha (sólo se sabe que visitaba una web extremista), con trabajo en una granja y cuya única falta hasta ahora había sido alguna multa leve de tráfico, siendo además socio de una logia masónica (en los países protestantes eso está bien visto) donde sólo admiten a personas respetables.

















El individuo, de 32 años y buen deportista, al que no se le conoce otro entrenamiento militar que la mili y es poseedor de un rifle de caza y una pistola, ha debido de ser capaz de disparar con un rifle semiautomático hasta matar a 84 personas, (¿cuántas balas llevaría?) Ha debido de ser capaz de fabricar esa potente bomba con fertilizante detraído en la granja, sin que se sepa de donde ha sacado el iniciador y el temporizador.










Las víctimas del campamento juvenil intentaron huir y esconderse, pero ese "supersoldado" no perdonó. Otra vez como cuando Kennedy, la leyenda del loco solitario; pero no, no me lo creo, esto ha sido una operación militar hecha por un comando bien entrenado. Claro que nos preguntamos, ¿con qué objeto? Pues a lo peor, para dar excusas a una disminución mayor de nuestras libertades, restringir más las armas o cualquier otra que sirva a quienes nos mandan en la sombra.

20 jul. 2011

3 jul. 2011

El malestar de la cultura

No sé si sera cosa mía, de mi generación, o en realidad ha ocurrido siempre así, pero vivimos en estado de malestar. Y en realidad la posibilidad de un cataclismo ha existido siempre, pero como dice Hammett: "Los hombres se acostumbran a que caigan las piedras y luego se acostumbran a que no caigan". Sin embargo, no es lo imprevisible lo que genera este malestar; es un vacío existencial que me hace recordar lo feliz que estaba, en la vejez, mi tía abuela, a pesar de haber llevado una existencia, por la época que le tocó vivir, complicada.




















No, no nos preocupa que caiga un bólido, que cambie el campo magnético terrestre, que haya una súper nova del sol o venga una glaciación ya que lo vemos improbable y los medios no nos machacan con ello. Nos preocupa una crisis económica que, nos cuentan, es la peor de la historia. Nadie sabe como fue la del 29 con la II Guerra Mundial al final, aunque ahora no necesitamos al Ejército de Salvación; los bancos, que inflaron la burbuja artificialmente, niegan el crédito y aumenta el paro.


















Pretendidos científicos e intelectuales, amparados por clubes de millonarios, nos dicen sin rebozo que esta humanidad de 7000 millones es excesiva y hay que llegar a una de 1000 millones (¿por qué no 500? ¿Con qué métodos?) Los precios del petróleo están artificialmente hinchados, nunca había habido tantas reservas, y se nos dice que es para preservarnos del cambio climático, que han inventado.








En Australia, en el colmo de la estupidez, una empresa se ha ofrecido para matar a todos los dromedarios, especie ajena llevada allí por los europeos, porque, dicen, con sus flatulencias incrementan el cambio climático.




















Todo esto ya fue visto por los críticos del devenir social, el irremediable antagonismo existente entre las exigencias de nuestra naturaleza y las restricciones impuestas por la cultura. Es decir, una contradicción entre la cultura y las pulsiones, donde rige lo siguiente: mientras la cultura intenta instaurar unidades sociales cada vez mayores, restringe para ello el despliegue y la satisfacción de los impulsos, transformando una parte de la pulsión agresiva en sentimiento de culpa. Por eso, el desarrollo cultural genera insatisfacción y sufrimiento. Mientras más se desarrolla la cultura, más crece el malestar.

2 jul. 2011

Rosellón, Gibraltar, Olivenza

Resulta sorprendente en la España de Zapatero cómo se ha sacrificado la política exterior, que ciertamente puede que no le interese al ciudadano, pero que es la que marca la posición de un Estado en el mundo. Sin embargo, en España, el gobierno sólo ha tenido interés en la política interior; si no, no se explican los largos años de Ministerio de Asuntos Exteriores con Moratinos.






La estructura del ministerio ha girado en manos de tres eminencias grises: una Miguel Ángel Moratinos, otra Máximo Cajal y por fin, el líder en la sombra, Bernardino León
.


















Así pues, nuestra política exterior estaba basada en atacar al Partido Popular y en la rendición preventiva, dentro de un ansia infinita de paz. Máximo Cajal, personaje que ya dio que hablar cuando fue embajador en Guatemala con la UCD, ha llegado a escribir en un libro que España debe retirarse de Ceuta y Melilla para dar gusto al sátrapa marroquí. Yo me voy a permitir recordar algunos contenciosos que han llegado a buen término para España, complementando firmeza y rigor.



Primero expondré los casos en los que yo creo que se han dado las condiciones, dentro del poder relativo que la posición de España en cada momento permitía; estos son los casos de la Baja Navarra, Rosellon, Cerdaña y Olivenza, así como el mantenimiento de Ceuta y Melilla.

















Los casos de Baja Navarra, Rosellón y la Cerdaña son sustancialmente parecidos. Territorios disputados con Francia en la época de esplendor español en los que se llegó a un acuerdo cuando la estrella francesa se elevaba y caía la nuestra. Y es que, en todos los casos, había territorios en disputa a uno y otro lado de los Pirineos; siendo que al final, y tras la derrota francesa en la guerra de independencia, se firmó un acuerdo que ponía fin a los contenciosos y reconocía la frontera pirenaica.








Las razones de las cesiones son las que siguen: Baja Navarra, por haber sido recuperada para Francia por un Rey francés, descendiente de los agramonteses; Rosellón y Cerdaña por formar la parte ultrapirenáica de la Marca Hispánica; de esos acuerdos surge también la independencia de Andorra y el enclave español de Llivia.















El caso de Ceuta y Melilla aparece por nuestra posición en África, mucho antes de la creación del Reino de Marruecos, en un territorio en el que el Sultán no tenía poder
. El caso de Olivenza se produjo a finales del siglo XVIII, en la Guerra de las Naranjas. Tras la victoria de la alianza hispano portuguesa en la guerra contra Napoleón, se firma un acuerdo que ha sido respetado por todos los gobiernos portugueses hasta ahora, aunque, es verdad, hay delirantes nacionalistas que reivindican la ciudad.












Contrastan estos hechos con la política seguida en Gibraltar. Una colonia conquistada por Inglaterra, basándose en la situación de guerra civil que se producía en España (Guerra de Sucesión); luego, los ingleses expulsaron a la población indígena y llenaron la colonia con gente de aluvión. Ciertamente, el territorio les pertenece por el tratado de Utrecht, pero no el territorio del aeropuerto por lo que España debió de haber mantenido el bloqueo, haciendo pagar a Inglaterra el coste, y no cediendo como ahora, con contrabando y extensión ilegal de las aguas territoriales.








Y no es que tengamos que sentir vergüenza; nuestros ejércitos han puesto en entredicho a Inglaterra muchas veces como he contado es este blog, aunque haya faltado suerte, que no valor, en los asedios a Gibraltar; y nos hemos permitido renunciar, noble e inteligentemente, a recuperar la colonia con ayuda de Hitler (operación Félix).









Con humor, pienso en la inevitable masa de hielo que cubrirá Londres en la próxima glaciación (1000 m) y en que eso nos reivindicará.














China, con una política basada en la fuerza y el derecho, ha recuperado Hong Kong, por ser inviable sin los nuevos territorios. Los chinos permiten la presencia portuguesa en Macao, ya bajo su soberanía, por interés.

Tres referentes

Como en todo, tanto en estudios, lecturas, películas, amistades y vivencias hay algunas que marcan tu infancia y primera juventud. Voy a hablar ahora de tres referentes absolutos para la mía, probablemente porque por primera vez sus actividades se reflejaron en programas televisivos, en aquellos comienzos de la televisión.

















El primero de ellos es Miguel de la Quadra Salcedo.
Es un reputado periodista y enviado especial que ha estado en los grandes conflictos bélicos y las grandes calamidades de la época (1960-1980). Nacido en Madrid, su familia de origen navarro se traslada a vivir a Pamplona cuando Miguel contaba cuatro años. Tras cursar estudios de perito agrícola, inicia una vertiginosa carrera como deportista de élite (atleta), que le lleva a competir en las olimpiadas de Roma y Melbourne.









Después de su aventura deportiva, comenzó a trabajar para el gobierno de Colombia en tareas de investigación etnobotánica; muy pronto, se sintió atraído por el periodismo de acción, estando presente, entre otros acontecimientos, en la guerra de Vietnam, en el Congo donde lo condenaron a muerte, en el terremoto de Managua y en la guerra del Yom Kippur, en la que
se le oyó la famosa frase: "ostras Pedrín, me han dado".



















Cuando se puso en marcha el proyecto aventura 92, aceptó su dirección por invitación del Rey de España, dedicándose, desde entonces, a promocionar la convivencia y el conocimiento entre los jóvenes del antiguo Imperio español, en la Hispanidad.









De la Quadra Salcedo fue quien, además, dio existencia a la Real Academia de la Televisión y las Artes en España. Desde su programa actual (La Ruta Quetzal), también lleva adelante el fomento de la paz entre los pueblos.









Dedica una sección, en su programa, a la conmemoración de efemérides, casi siempre relacionadas con los viajeros conquistadores y su paso por el nuevo mundo, con los desastres naturales, las injusticias, el genocidio en masa de los indígenas y tantos problemas que aquejan a los países subdesarrollados de todo el planeta.









Por otra parte, Miguel se encarga de promover el acercamiento a los conocimientos que tenían los antiguos pobladores del continente americano, sobre la naturaleza, los estudios sobre la influencia de la luna en cuanto a los cambios climáticos y por supuesto a las consecuencias que la acción del hombre genera en el medio natural.



















El segundo es Félix Rodríguez de la Fuente. Era éste un médico dentista, pero embarcado en una aventura periodística de divulgación del amor a la naturaleza y del conocimiento del mundo animal. Autodidacta en biología, fue un personaje polifacético, de gran carisma, cuya influencia ha perdurado a pesar del paso de los años. Su saber abarcó campos como la cetrería y la etología, destacando en el estudio y convivencia con lobos.










Pero Félix transmitía no solo conocimientos, sino que era seguidor de las teorías etológicas de convivencia del hombre con la naturaleza. En esa época, causa una gran influencia sobre él el biólogo José Antonio Valverde, que alcanzaría una enorme repercusión internacional, a finales de los años cincuenta, al enfrentarse a los planes del Ministerio de Agricultura para desecar las marismas del Guadalquivir.










Paulatinamente, el tiempo que dedicaba a su gran afición, la naturaleza y la cetrería, fue mayor y, al fin, se pudo dedicar a ello a tiempo completo. Sus grandes programas de televisión, como "El Hombre y la Tierra", marcaron a una generación. Fue también en su juventud un gran deportista, quizá sin llegar al nivel de De la Quadra, pero ganó campeonatos de atletismo universitario. Su muerte se produjo cuando filmaba un reportaje en Alaska, sobre una carrera de trineos tirados por perros, para sus programas. Murió como los héroes de las novelas de London, las preferidas de su infancia.





















El tercer personaje es el montañero escalador César Pérez de Tudela, posiblemente el alpinista más conocido de España, ha sido uno de los máximos divulgadores del montañismo
desde los años 60, a través de TVE, emisoras de radio y prensa. Ha pronunciado centenares de conferencias sobre la superación, el esfuerzo y la ilusión que los alpinistas y escaladores de montaña aportan a la sociedad, en reuniones empresariales, escuelas de negocio y universidades españolas.









Lo recuerdo cuando se presentó a un concurso televisivo de erudición para obtener popularidad de cara a promocionar su afición; allí ganó, a más del concurso, un montón de admiradores de la montaña y la escalada. Como los otros dos, es un gran deportista, pero no sólo de la escalada, siendo, en su juventud, campeón universitario de esquí de fondo y mejor deportista madrileño.










Estos tres aventureros coincidieron en "Televisión Española", cuando era la única; coincidieron en proyectos y aventuras periodísticas, y estuvieron juntos en "La Actualidad Española" revista ya desaparecida. Son herederos de ese espíritu de los marañones, que conquistaron imperios, siendo solo un puñado, con su voluntad.








A ellos les dedico estas palabras que una vez dijo un pirata: "el viejo Padre tejió el hilo de tu vida hace mucho tiempo, puedes hacer lo que quieras porque cuando llegue el final...
"

El caso Wilders

Por su interés reproduzco este artículo publicado en Libertad Digital:








Acosado por los sabuesos de la corrección política, Saul Bellow clamaba: "No podemos abrir la boca sin que se nos denuncie como racistas, misóginos, supremacistas, imperialistas o fascistas". Y: "en cuanto a los medios, están dispuestos a descalificar al que así sea designado". Y tanto.






Un tribunal holandés ha absuelto al político Geert Wilders, acusado de incitar al odio contra los musulmanes por haber comparado el Corán con Mein Kampf y tachar al islam de ideología fascista. Lejos de calibrar el significado de la sentencia para la libre expresión, el grueso de la prensa ha preferido la senda que indicaba Bellow. La justicia lo ha absuelto, pero no los periódicos, incapaces de mencionar a Wilders sin colgarse la ristra de ajos para espantar al vampiro: antimusulmán, islamófobo, xenófobo, ultraderechista. Acabáramos.


















Es evidente: hay una religión que no puede ser criticada en el laico y tolerante Occidente. Aunque ciertos tribunales carcas persistan en tener manga ancha para la libertad de opinión, quien marca sus límites reales es la policía del pensamiento. La cuestión no era si Wilders tenía o no razón, sino si podía expresar tales opiniones o había de ir a la cárcel. Y el asunto es si despacharse así sobre una creencia religiosa entraña una incitación al odio contra sus fieles. La justicia ha dicho que no. La ortodoxia dominante dirá que depende. Pero que depende de la religión de que se trate.







El cristianismo y la Biblia están disponibles para cualquier censura, invectiva, mofa y befa. No así el islam y su libro sagrado, a los que debe guardarse respeto absoluto. La creencia de los musulmanes goza entonces de un estatus de protección único y extraordinario. Se ha restaurado para ella el privilegio del que Occidente privó a sus religiones hace mucho tiempo.





















Topamos, de nuevo, con lo sagrado. Y por la vía más inesperada. Desde los mismos púlpitos que predican un laicismo radical se han definido nuevos lugares sagrados, donde la libertad de expresión está prohibida. Esa condición intocable se le concede al islam, como también a "otras culturas" y a grupos de "víctimas". El argumento es la vulnerabilidad, su condición minoritaria, su pasado de perseguidos. Y, en el fondo, la culpabilidad: hemos de expiar y compensar los males infligidos. Curioso, cómo la celebración de la diversidad ha conducido a imponer la uniformidad de opiniones.





Cristina Losada

La muerte digna

A partir de su victoria en las elecciones del 14 de marzo de 2004, José Luis Rodríguez Zapatero desarrolló una acción de gobierno en la que aparecen elementos previstos en el programa electoral y otros no previstos que, sin embargo, afectan al consenso constitucional básico y no son meras cuestiones presupuestarias.







Leyes como la de matrimonio entre personas del mismo sexo, la Ley de Cultura de la Paz, la Alianza de Civilizaciones, la Memoria Histórica, la Ley del Tabaco y su modificación y las leyes de Muerte Digna e Igualdad, así como la preparación de una Ley de Libertad Religiosa y el fallido proceso de paz con ETA son el resultado de un plan de ingeniería social hurtado a los electores, es la llamada agenda secreta de Zapatero.







Una parte de esa agenda ha podido llevarse a efecto en el tiempo y forma previsto; sin embargo, otra ha visto afectado su desarrollo por la crisis económica y las medidas de urgencia llevadas a cabo por la presión de los mercados y la UE. Me referiré a hora al anteproyecto de Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna, que por lo visto va a ser uno de los testamentos políticos del Presidente.









Cualquier cosa que establezca esa Ley debe preservar el derecho del paciente a sus creencias y a morir sin dolor, sin terapias innecesariamente agresivas.
Las últimas voluntades y el testamento vital deben tenerse en cuenta con la colaboración de los familiares, equipo médico y comités éticos, cuya composición decide anteriormente el paciente.









En todo caso, esta Ley no puede ser una vía de entrada para políticas de ahorro y eliminación física decididas por el equipo médico ni para encubrir una eutanasia que beneficie a familiares y Administración, evitando costes y molestias.

Indignados

Ha llegado a mis manos el documento aprobado por los indignados en Sol y me voy a permitir rebatirlo ya que, por lo que se ve, piden colaboración.


"1.ELIMINACIÓN DE LOS PRIVILEGIOS DE LA CLASE POLÍTICA: Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones. Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones. Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción. Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos. Reducción de los cargos de libre designación.











2. CONTRA EL DESEMPLEO: Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%). Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil. Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de contratación temporal. Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos. Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración.










3. DERECHO A LA VIVIENDA: Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido. Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos. Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.










4. SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD: Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos. Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera. Contratación de profesorado para garantizar el número de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo. Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los postgrado al de los grados. Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia. Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, restricción del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici. Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales de mediación y tutelaje.











5. CONTROL DE LAS ENTIDADES BANCARIAS: Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social. Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión. Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado. Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales. Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala práctica bancaria.










6. FISCALIDAD: Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias. Eliminación de las SICAV. Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio. Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales. Promoción, a nivel, internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).










7. LIBERTADES CIUDADANAS Y DEMOCRACIA PARTICIPATIVA: No al control de Internet. Abolición de la Ley Sinde. Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación. Referéndum obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos. Referéndum obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea. Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo. Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo. Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.










8. REDUCCIÓN DEL GASTO MILITAR.










9.ELIMINAR A TODOS los diplomáticos excepto un embajador y un cónsul en cada país. No es posible que gastemos en esto más que Alemania y el Reino Unido.










10. Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los Presupuestos generales del Estado (transferencias a sindicatos, partidos políticos, fundaciones opacas y varios), se ahorrarían más de 45.000 millones de Euros y no haría falta tocar las pensiones ni los sueldos de los funcionarios, como tampoco haría falta recortar 6.000 millones de Euros en inversión pública. Con la mitad del dinero ahorrado por estas medidas se acabaría la crisis en España. Por el cambio de la ley electoral, y por una democracia participativa de verdad, donde nuestra opinión, la de los ciudadanos, sea lo que gobierne, no una papeleta cada cuatro años y que hagan con ella lo que quieran sin dar cuentas ni explicaciones. Por el cambio de la ley electoral, y por una democracia participativa de verdad. ¡Espabilemos de una vez! ¡No sigamos dormidos y aletargados!"














Y ésta es mi respuesta:





Estoy de acuerdo, en general, con el punto primero; pero en relación con la inmunidad parlamentaria, y teniendo en cuenta que es un derecho constitucional y obligaría a reformar la Constitución, yo lo mantendría hasta el fin del mandato parlamentario donde el corrupto tendría que dar cuentas.










Añadiría listas abiertas, acuerdo entre los partidos para presentar a los cargos de gestión con perfiles técnicos.









Añadiría crear una provincia virtual para contabilizar los restos de todas las provincias.







En el punto dos veo un problema, ¿los puestos de trabajo dividido tendrían un coste de la mitad de un antiguo puesto de trabajo o no? Si no es así, la carga sobre la empresa y sobre la seguridad social no es sostenible.








Jubilación a los 65 excepto cargos eméritos en la investigación, enseñanza o gestión.









El punto de seguridad en el empleo es contraproducente y sólo servirá para generar más paro.









Yo añadiría: negociación en cada empresa según su situación. Hay que tener en cuenta que en las empresas se ha invertido un capital y también tiene derechos.








El subsidio de paro sólo de acuerdo a la situación de las arcas públicas.










La expropiación de las viviendas no se puede producir porque no hay dinero para el justiprecio. Si no tienen vivienda, que la compartan que es lo que hice yo.










Ayudas al alquiler en función de la situación financiera del país.








Dación en pago a partir de ahora, ya que la Ley no puede ser retroactiva.








En relación con el punto cuarto, y teniendo en cuenta el estado de las cuentas públicas, estaría de acuerdo, excepto en lo de los transportes públicos sostenibles (no se lo que es eso). El AVE es necesario, y mueve la economía siempre y cuando sea previsto que lo utilicen suficientes usuarios, esto es válido para cualquier obra pública. El carril bici no es necesario en las pequeñas ciudades.







En el punto cinco, no a los rescates y nacionalización, pero para vender los bancos saneados a mejores gestores; desconozco que es el control social pero me suena mal. La banca lo que debe hacer es dar crédito.









Responsabilidad de las autoridades por bajar de manera artificial los tipos de interés y por exigir que se dieran créditos por criterios no económicos.









Es imposible impedir la huida de capitales en el seno de la UE.









En el punto seis, es una falacia pensar en aumentos de impuestos a los ricos ya que no pagan (Invierten financieramente) y los que pagamos los platos rotos somos tu y yo.









Si no hay SICAV, inventarán otra cosa.








El impuesto sobre el patrimonio es un robo, ese capital ya ha pagado renta y los impuestos, dice la Constitución, no serán confiscatorios.









El propio Tobin desautorizó la tasa Tobin, ya que demostró que no era aplicable.










Los plebiscitos no son un arma muy democrática, Hitler ascendió gracias a ellos.










Hay unos acuerdos europeos, como sabes, que obligan a cumplir el acervo comunitario, no hacerlo equivale a salir de la UE.










El gasto militar no se puede reducir más que hasta un punto, lo contrario es el desarme y estar a merced de los ejércitos privados. El armamento fabricado en España crea puestos de trabajo y tecnología.











Si se elimina el Senado, habrá que pensar en eliminar las autonomías o al menos que algunas de sus funciones pasen otra vez al Estado.







En cuanto al movimiento 15M, lo entiendo, ya que la situación está muy mal, comparto algunas cosas y no me explico por qué no ha surgido antes, pero:








A) El derecho de manifestación tiene unos límites, se hace en un tiempo y en un lugar, no puede ser sine die.








B) No se respetó la jornada de reflexión y la jornada electoral.







C) El espacio público también es mío.







D) Hay problemas de salubridad, hacinamiento y de dejación demagógica de autoridad por parte del Ministro del Interior.









E) Las propuestas se parecen al programa electoral de IU que se presenta a las elecciones y la gente no le vota.

La novela negra

Como he dejado escrito en muchas entradas del blog, soy un lector medio a causa de que adquirí esa costumbre en la infancia debido a una enfermedad que no me permitía un ejercicio físico acorde con mis años. Entre esas lecturas caóticas había, como no podía ser menos, muchas novelas policíacas pero fue en el servicio militar cuando, a pesar de realizar muchas actividades lúdicas, el estar muchas veces encerrado en el cuartel me llevó a aficionarme a la novela negra.




















La novela negra se llama así por el color de las tapas de una colección de novela policíaca de la editorial francesa Gallimard. Sin embargo, desde el punto de vista del análisis literario la novela negra tiene algo más, una cierta ambigüedad moral, una crítica al orden social que se compadece con la moda ideológica en los años 30, 40 y 50 del siglo XX.




















Los objetivos básicos de la trama son:
1.La búsqueda de la verdad.
2. La intriga: del quién al cómo.
3. La acción esencial.
4. El argumento.
5. Lo accesorio no existe.
6. La construcción de los personajes.
7. La fuerza de los diálogos.
8. Documentarse para ser verosímil.
9. El mundo del crimen.
10. Advertencia final: nada de trucos.





















Recuerdo una conversación que aparece en "El Hombre Delgado" de Dashiell Hammet:








P. Cariño, ¿no crees? El crimen es la cara mala de la lucha por el dolar.

R. Dime, ¿cuál es la buena?


P. No lo sé, nunca la he visto.






















Entre los autores más conocidos de este tipo de novela citaré, además de Dashiell Hammett, a Raymond Chandler, Chester Himes y Ross Macdonald.

La religiosidad

Quizá el origen del fenómeno religioso haya que situarlo en el momento en que el hombre tomó conciencia de sí mismo y de su propia muerte. Lo absurdo de la existencia, la necesidad de un orden cósmico espiritual, las visiones de los antepasados en el mundo de los sueños llevaron al hombre a desarrollar ese hueco o necesidad de religión, en definitiva de Dios.

















Ahora, estamos asistiendo al nacimiento de una nueva religión; si os fijáis bien, las formas y maneras de los seguidores del cambio climático son religiosas y, un poco a la manera del budismo, nos dicen que Gaia nos castiga por haber sido malos y haber producido el nefasto CO2. Cuando les atacas, en leve discusión puramente dialéctica, te estigmatizan y si estuviera en sus manos te encerrarían, como pedía aquella joven activista norteamericana que instaba a castigar penalmente a quienes expresaran en público opiniones anticalentólogas.















Se considera a Mircea Eliade uno de los fundadores de la Historia moderna de las religiones. Erudito, estudioso de los mitos, Eliade elaboró una visión comparativa de las religiones, hallando relaciones de proximidad entre diferentes culturas y momentos históricos. En el centro mismo de la experiencia religiosa, Eliade situó a lo sagrado, como la experiencia primordial del Homo religiosus.















A pesar de que el marxismo, intento intelectualmente muy serio de articular una moral histórica ajena a la filantropía, era materialista, sus seguidores no pudieron escapar a la tentación ideológica de religiosidad. Carnap, la Economía clásica, Ernst Mach y Karl R. Popper, entre otros, habían refutado los principios doctrinales del marxismo pero eso no había podido impedir que la desafección religiosa, que empieza a tomar carta de naturaleza en la segunda mitad del siglo XIX, hubiera terminado afectando a amplias capas del pueblo con las consignas marxistas y anarquistas.







Las masas, sobre todo en países como España con un bajo nivel de educación del pueblo, adoptaban esas teorías como si se tratara de religiones alternativas con la esperanza de un mundo mejor, ardientes de moral filantrópica.








De ahí las momias de Lenin y Stalin junto a Súslov de sumo sacerdote, de ahí la poca consideración intelectual del marxismo producido en los países comunistas, la consideración de su palabra como sagrada aunque hiciera giros incoherentes y la aceptación de la represión y hasta el martirio desarrollado por ellos como un débito obligatorio, véanse si no los procesos de Moscú con el fiscal Vichinsky o la novela "El Cero y el Infinito" de Arthur Koestler.

















Si Jung, el psiquiatra suizo, representa el intento de articular y dar a comprender a la mente occidental la fenomenología de la experiencia mística, mediante el estudio de los "símbolos de la mente inconsciente", Eliade representó durante el siglo XX la articulación y la pedagogía del fenómeno religioso, pero no tan sólo el propio de la Historia occidental, sino el proceso religioso que aconteció en Eurasia desde el neolítico en las sociedades de cazadores, hasta el advenimiento de las grandes religiones como el budismo, el mazdeísmo y el cristianismo.

Los países emergentes

También son descritos muy a menudo como naciones emergentes, mercados emergentes o economías emergentes para indicar el dinamismo de sus negocios que les ha hecho superar el estado de subdesarrollo, y su potencial de crecimiento en el futuro.
















El término mercados emergentes es comúnmente utilizado para describir los negocios y actividad mercantil en estos países o regiones, cobró fuerza en la década del 1980 cuando el economista del Banco Mundial, Antoine van Agtmael, lo propuso.

















Los territorios recientemente industrializados son países cuyas economías aún no alcanzan el estatus de aquellas desarrolladas, pero han avanzado, en el sentido macroeconómico, más que sus contrapartes del mundo en desarrollo. Otras características de los países recientemente industrializados son su rápido crecimiento económico (usualmente orientado a la exportación de bienes) y un proceso de industrialización casi completo o en marcha. En muchos países recientemente industrializados, el cambio social puede ocurrir en forma de emigración desde las poblaciones rurales o dependientes de la agricultura hacia las ciudades, donde el crecimiento y las fábricas de manufactura atraen a miles de trabajadores.
















Los países emergentes se benefician de sus menores costes laborales comparados con otras naciones, lo que se traduce en precios de entrada más bajos para los proveedores. Esto cambia los indicadores de mano de obra a la baja, resultando en un menor salario de equilibrio y en un incremento en las horas de trabajo por persona. Es por esto que para los productores ubicados en países recientemente industrializados es más fácil superar en competitividad y producción a las fábricas en los países desarrollados, donde el coste de vida es más alto, y los sindicatos laborales y otras organizaciones tienen más peso político.











En estos países como China, Indonesia, Brasil o La India la crisis está siendo superada por el tradicional sistema de aumentar realmente la productividad e incrementar el autoconsumo. Están cambiando las bases de la economía mundial y el futuro del planeta.

El Somatén











El monopolio del ejercicio de la violencia justa es del Estado, a los ciudadanos les queda la violencia de autodefensa, la legítima defensa; para ello no deberían restringirse las armas cortas, debidamente registradas, ya que se da la paradoja de que todos podemos poseer armas largas de caza o deportivas y se nos impide tener una simple pistola.



















El caso Tous demuestra el grado de indefensión que tiene la gente ante un asalto donde no se sabe si los ladrones van armados o no, sobre todo con los antecedentes. La dejadez del Estado en sus obligaciones no llevaría a un mundo mejor con la posibilidad de la revolución sino a la sociedad de los señores de la guerra, como en el País Vasco en que pasaban por tu tienda para pedir dinero por los presos y más te valía estirarte.



















Una forma tradicional de colaboración entre los ciudadanos y el Estado fue el Somatén, cuerpo armado civil que hunde su origen en la Edad Media de Cataluña. En los tiempos modernos, es un sistema de apoyo al Estado desde la sociedad.
Suprimido temporalmente por la lª República de 1873 en 1875, terminada la última guerra civil carlista pocos meses después de subir al trono don Alfonso XII, la existencia de multitud de gente maleante habituada a la vida de rapiña de ocasión hace que el ilustre general Martínez Campos ordene el levantamiento del Somatén en todo el antiguo Principado, organizando con carácter permanente el “Cuerpo de Somatenes de Cataluña” puesto a las órdenes del general de brigada don Joaquín Mola y Martínez, primer subinspector o comandante general de dicho cuerpo.


















La fecha de 1923 marcó un hito en la historia del somatén: el General Primo de Rivera instituye en todo el territorio nacional los Somatenes Armados de España, y les dota de una estructura moderna.


















También el general Primo de Rivera, en 1923, en su Manifiesto al país y al Ejército, decía: "Somos el Somatén de la legendaria y honrosa tradición española y como él traemos por lema: "Paz, Paz y siempre Paz"... Queremos un Somatén reserva y hermano del Ejército... Pero más lo queremos para organizar y encuadrar a los hombres de bien y que su adhesión nos fortalezca"...