29 dic. 2016

La Guerra de las Galaxias

Recuerdo 1978, la televisión anunciaba una película que se estrenaba en España: "La Guerra de las Galaxias". No era consciente de que aquella película inaguraba la época de los blockbusters. Es cierto que la alianza entre Hollywood y la televisión había sido muy temprana, y también la competencia, pero ya había pasado la edad de las "superproducciones" con tiempo indefinido de explotación por delante.





 





Los grabadores de video estaban a punto de ponerse a la venta, si no lo estaban ya, y era necesario que la industria se defendiera de la piratería seleccionando su público, su temática. La explotación del éxito debería de ser total y fulminante; la vaca sería ordeñada intensamente. Película de culto, merchandising, serieficación premeditada, espectáculo, efectos especiales...eso es Star Wars.
Ha muerto Carrie Fisher, la princesa Leia. La película era un derroche de imaginación que casi inventa una religión.

PD. Un día después ha muerto su madre Debbie Reynolds

26 dic. 2016

Muere George Michael

El rockero británico falleció ayer 25 de diciembre a la edad de 53 años. Su carrera, en este campo propio de nuestra época, tuvo éxito tanto en grupo, Wham, como en solitario. Ya se encontraba enfermo pero aún tenía proyectos de trabajo, era un vitalista sin cura. 

Su cuerpo dijo basta el día de Navidad.
Descanse en paz.

9 dic. 2016

Marco Polo y el orientalismo

A partir de un cierto momento en la historia, el desarrollo de la civilización occidental crea la noción de lo exótico, un término que une lo lejano de un territorio (oriente) pero desde una prespectiva de superioridad. Así pues, el orientalismo supone de hecho un tipo de hegemonía cultural y a la vez un movimiento que tiene por objeto el estudio de oriente tan atractivo a occidente en esta época de globalización en la que hay grupos de jóvenes que se han visto obligados ya sea en la Segunda Guerra Mundial, en la guerra de Corea o en la de Vietnam a conocer ese mundo oriental que hoy gracias al turismo nos es aparentemente tan próximo. 
















Pero resulta necesario conocer la visión de oriente antes del surgimiento del exotismo, cuando no existía esa idea de superioridad y oriente era el misterio y a veces el peligro.  
De esta forma hay que desplazarse a un tiempo anterior al siglo XVI y desde luego muy alejado de la época actual (téngase en cuenta que China y Japón organizaron misiones diplomáticas a España ya a principios del siglo XVIII). Iremos al mundo misterioso de la ruta de la seda y de las especias, al imaginario reino del Preste Juan situado en Catay o en Etiopía, al lugar donde se enviaban mensajeros sin saber muy bien para qué como Ruy González de Clavijo. 





 





Marco Polo, de quien dicen que no estuvo en China pero que recopiló el libro del Millón de las aventuras de su padre y sus tíos, mezcla fantasía y realidad sobre el imperio de Kublai Khan. El viaje, que servía para enriquecer a una familia por generaciones, era una aventura semejante a los primeros viajes espaciales observándose desde fuera las más diversas religiones y prácticas. 





 





Colón fue un declarado admirador de Marco Polo y organizó su viaje a las Indias pensando llegar a Catay en un mundo redondo pero más pequeño que el real.

26 nov. 2016

Fidel Castro

El problema de Cuba, Castro da la imagen de revolucionario con éxito pero frente a esto no hay más que arrogancia y egolatría: la gran huida de 1958, los fusilamientos, la traición a la revolución, bahía de Cochinos, la crisis de los misiles, la operación Mangosta, Angola, el hundimiento económico y la nueva gran huída.





 





Ha muerto "el Caimán" y desciende al fondo del pantano donde le esperan: Huber Matos, Gutiérrez Menoyo, Camilo Cienfuegos, los oncemil asesinados en las primeras semanas de su mandato, Ochoa, el Che Gevara y...Batista.










Las instituciones del "Régimen" han funcionado como se esperaba y Raul Castro ya era "Rey" oficial desde 2008.


R.I.P.

14 nov. 2016

La gran sustitución


Interesante artículo sobre temas recurrentes en este blog.
 












SANTIAGO FONTELA

http://www.elmanifiesto.com/imagenes/sp.gif

La Gran Sustitución en Europa.



Renaud Camus es un escritor y poeta francés. Autor prolífico y de gran cultura, fue una de las voces más escuchadas de la comunidad homosexual en los años 80/90. Políticamente situado en las cercanías del Frente Nacional, lleva desde años una lucha contra viento y marea contra la inmigración masiva, fenómeno calificado por él de invasión y colonización. Es el autor de la expresión ya consagrada de “la Gran Sustitución (“Le Grand Remplacement”, título de una de sus obras) para designar el proceso de sustitución del pueblo francés (y del conjunto de la población europea) por pueblos extranjeros y el cambio de civilización que se derivará de ello. Ha sido llevado en varias ocasiones antes los tribunales acusado de “incitación al odio racial” y a la “discriminación” contra distintos colectivos étnicos y raciales.



Renaud Camus sigue no obstante alertando a sus compatriotas sobre la continua inmigración masiva y los peligros que esta situación conlleva. El 11 de septiembre de 2013 lanzó un llamamiento con el nombre de “No al Cambio de Pueblo y de Civilización” (NCPC), definido como un frente de rechazo, el movimiento de todos los que dicen NO a la “Gran Sustitución”. Esa “Gran Sustitución” es presentada como “la más grave crisis de nuestra historia y el problema más severo que debemos enfrentar hoy”.

Entrevista a Renaud Camus

Pregunta: ¿Qué le motiva a dedicar tiempo y esfuerzo a la tarea que lleva a cabo?



Renaud Camus: Nos desespera constatar que el fenómeno que de lejos nos parece el más importante de nuestra época, el que perdurará en la Historia como el más decisivo, el cambio de pueblo y necesariamente de civilización, la transformación radical del paisaje demográfico, cultural, y físico de nuestro país y de todo el continente europeo, se lleva a cabo en el más completo silencio político sin que los pueblos autóctonos hayan sido nunca consultados, y sin que esta cuestión mayor, capital, al lado de la cual las demás, aun las más graves y más dolorosas, son secundarias, haya sido nunca planteada.



P: ¿Puede explicar a nuestros lectores qué es lo que usted llama la “Gran Sustitución”



R. C: Es muy sencillo. Había un país, había un pueblo, y en el espacio de una generación, en este mismo territorio ya había otros pueblos, con sus propias culturas, sus propias civilizaciones, sus propias religiones, sus propios idiomas y sus propios conceptos acerca del trabajo, la vida cívica, las leyes, la vida pública, la vida privada, las relaciones de vecindad, el territorio… Es un concepto muy bajo y muy humillante de lo que es el hombre, de lo que son los pueblos, el pensar que con otros hombres, con otras mujeres, con otros pueblos, con otras religiones, con otras culturas, se puede seguir teniendo la misma historia, la misma nación, la misma Europa. Luchamos contra ese concepto del “hombre intercambiable, el “hombre reemplazable”, atontado por la enseñanza del olvido y por la cretinización masiva, que se puede mover de un sitio a otro como un mueble, que promueven los intereses de la finanza internacional y las exigencias del poblado universal



P: ¿Cómo llevar a cabo una “reemigración” (inversión de los flujos migratorios) de manera humana?



R. C: Sin duda no imitando la brutalidad de Argelia cuando estimó (y el mundo entero no se opuso a ello) que con un 10% de población extranjera a sus tradiciones (los llamados Pieds-Noirs, los franceses de Argelia) no sería verdaderamente independiente. Y esas minorías europeas, francesas o españolas, cristianas o judías, las echó al mar, con la violencia que sabemos: “la maleta o el ataúd” (fórmula con que los independentistas argelinos aterrorizaban a los europeos). Y no hablemos de los harkis masacrados (los musulmanes que habían elegido el campo francés). No nada de eso, bien al contrario. Pero tenemos la intención de tomarle la palabra a los que reniegan continuamente de su nacionalidad francesa, proclamando bien alto que no significa nada para ellos, y que desfilan a la menor ocasión bajo las banderas argelinas o marroquíes, rompiendo todo a su paso, y devolverlos a su verdadera patria. También hay que proceder a la expulsión de todos los que cometan delitos en nuestro país. Por otra parte las incitaciones financieras al retorno hacia los países de origen son perfectamente concebibles: costarán siempre menos que la propia inmigración.



P: ¿En qué difiere su discurso del que tiene el Frente Nacional?

R. C: Europa se enfrenta a una verdadera conquista, una colonización que no quiere confesar su nombre. Europa no es nuestro adversario. Debemos defender una unión con los demás pueblos europeos que deben despertar de su letargo, debemos volver a la historia, a una idea de Europa como actor de su historia, basada en una de las más altas civilizaciones que la tierra ha conocido. Personalmente me siento tan europeo como francés.

El Frente Nacional está obligado a tomar acta del cambio de pueblo y resistir la tentación de considerar la Gran Sustitución como un hecho cerrado, irreversible. El tema de la invasión y colonización de Francia debe constituir el núcleo de su programa político. Mientras así sea, apoyaré al Frente Nacional en su lucha para el renacer de Francia.



Llamamiento a la resistencia frente a la invasión musulmana de Europa

«Mi amor para todos los que dicen NO, todos los que se levantan contra el cambio de pueblo y de civilización, todos los que rechazan la conquista y la colonización de Europa, así como la anunciaron, cada cual por su lado, Houari Boumédiène y Vladimir Putin, sin olvidar esos otros visionarios que fueron Enoch Powell y Jean Raspail.



Hoy una gran esperanza se levanta en el este, se llama Pegida, y tenemos con nosotros a una embajadora que saludamos como la mensajera de la primavera de los pueblos: Melanie Dittmer.



Siempre he pensado que el problema que se nos plantea, y que es el más grave que podamos tener (ya que se trata de la misma existencia y supervivencia de nuestra civilización) sólo puede tener una solución europea, dentro de la unión de todas las naciones y todas las culturas de tradición celta, greco-latina, cristiana por supuesto y también librepensadora.



Europa está colonizada, y lo está mucho más gravemente, mucho más irremediablemente, si no hacemos nada, que lo que ella misma colonizó en su día.



Pero vamos a combatir, lo estamos haciendo ya. La lucha anticolonialista ya ha comenzado, en el camino de Pegida. Un Frente de Liberación Nacional, sección francesa de la Internacional Pegidista, ha comenzado la resistencia. Si queréis ayudarla, ofrecedle vuestras competencias, eventualmente algo de vuestro dinero, pero sobre todo vuestra presencia, vuestra visibilidad, vuestros mensajes, todo aquello que puede conducir a la proliferación del frente del rechazo.



Nuestro modelo Pegida tiene a su vez un modelo, el que derribó el Muro de Berlín y abatió el Telón de Acero. Hoy al igual que hace 25 años el adversario parece todopoderoso, el régimen soviético entonces, hoy el poder remplacista, el que promueve la Gran Sustitución, la intercambiabilidad general del hombre y de todo, bajo la excusa de la multiculturalidad y la convivencia. Pero esos dos poderes, el que cayó hace un cuarto de siglo y el que enfrentamos hoy, tienen la misma debilidad que hace que puedan derrumbarse de un día para otro. Están hechos de mentiras, saturados de falsedad hasta lo más profundo de ellos mismos, llenos del vacío de la ilusión fabricada. La verdad puede reducirlos en cenizas al menor golpe, como los colosos de cartón-piedra que son.



La verdad es que no hay multiculturalismo sino una deculturación general que conduce al atontamiento masivo, a la subida de la violencia, al retorno al salvajismo de la especie.



La verdad es que no hay convivencia sino una conquista colonial en curso en la cual nosotros somos los indígenas colonizados y cuyo instrumento es la cantidad, por supuesto, la sustitución demográfica, pero también la permanente delincuencia, el vandalismo de todos los días, las molestias cotidianas que vuelven la vida imposible a la gente, o la espantosa barbarie de la que hemos sido testigos hace poco.



La verdad es que no hay pueblo. Un pueblo es todo lo contrario de lo que hay. Hay comunidades que se disputan cada día más abiertamente un territorio, un territorio sobre el cual esas comunidades tan distintas tienen derechos muy desiguales. Es por eso que hablo sin rodeos de guerra colonial, o para decirlo mejor desde nuestro punto de vista, de guerra anticolonial, de lucha anticolonialista.



La esperanza es que la verdad sea suficiente para derribar las murallas, como hace 25 años. Y en esa verdad incluyo la ley, las victoria electorales, los cambios políticos, la constatación de la incompatibilidad de caracteres, el gentlement agreement, el divorcio (tanto más fácil de obtener como que nunca hubo consentimiento en ese matrimonio…), la remigración, el control efectivo del Mediterráneo…



Si la verdad no fuera lo suficientemente fuerte como para alcanzar esos resultados, no habría más alternativa que la sumisión o la lucha armada. La primera ya ha comenzado. La segunda también, y no la hemos iniciado nosotros.»

Renaud Camus

 (ElManifiesto.)

13 nov. 2016

El agente de CIPOL

Debacle en el imaginario de mi generación. Ha muerto el agente de CIPOL y último representante de "Los Siete Magníficos". Desde hace unos años no hay más que bajas en el mundo que me tocó vivir. Esto se acelera de manera inmisericorde.













Napoleón Solo e Illya Kuryakin.

12 nov. 2016

Perico Fernández







Perico Fernández fue un boxeador nacido en Zaragoza. Su vida está descrita en una sucesión de mala suerte y desastres. Ha muerto en la pobreza aunque gano el título mundial de los pesos ligeros. La cuesta abajo fue rápida y cruel. Se arruinó pronto. En su ayuda acudieron Ángel Nieto, Pepe Legrá, Dum Dum Pacheco... Incluso se hicieron veladas para que pudiera pagar el alquiler de su casa. Rechazó un puesto de conserje en el Ayuntamiento de Zaragoza y finalmente acabó durmiendo en el coche y en un dormitorio de un bar de carretera. Triste sino. Pero fue campeón y eso no se lo podrá quitar nadie.
Descanse en paz.

11 nov. 2016

Leonard Cohen

Hace unos días celebrábamos la concesión del premio nobel de literatura a Bob Dylan, Leonard Cohen estuvo en las quinielas y siendo amigo de Dylan comentó que conceder el Nobel a éste es como dar un premio de altura al Everest.
Pese al indudable valor poético de Cohen la Academia Sueca prefirió el valor icónico de Dylan.












Cohen ha sido desde siempre heraldo de nuestra sociedad, vio antes lo que se nos venía encima, apreciaba la tristeza y el dolor debajo del relumbrón aparente de nuestra sociedad.
Nunca perdió el humor aunque la vida le jugó malas pasadas, se arruinó por la mala gestión de su patrimonio no achacable a él mismo, pero la fortaleza está en sobreponerse y a sus ochenta años volvió a los escenarios para vivir y que sobrevivieran sus fundaciones.
Descanse en paz.

9 nov. 2016

Elecciones USA

Ha ganado Trump. Contra el New York Times, el Washington Post, la CNN, La Disney, la ABC, la NBC, La CBS. Contra la patronal, los sindicatos, la LGTB, las iglesias y mi portera; ha ganado.
En España la unanimidad en su contra era ridículamente total; de ABC, la Razón a PODEMOS, PP, C,s y PSOE. El IBEX, nuestros sindicatos, la conferencia episcopal, todos los periódicos locales y Libertad Digital. Desde luego el País, la Sexta, Atresmedia, Mediapro y todas las empresas que controlan daban la victoria a Hillary. El panorama en Europa era parecido y Trump quiere reestructurar la OTAN, se distancia de la UE, se acerca a Rusia, quiere evitar las deslocalizaciones en China, poner un muro entre USA y Méjico y reducir el papel internacional de USA.



















Tras la Segunda Guerra Mundial hubo un cantautor que nos avisó de que los tiempos estaban cambiando, tras la caída del muro y la implosión de la URSS otra vez los tiempos cambiaron; era el fin de la historia pero una crisis económica que ha sido el colofón del descalabro moral de Occidente ha vuelto a provocar un nuevo cambio de los tiempos.














¿Por qué ha perdido Clinton? Quizá por su arrogancia y su orgullo demoníaco, por la nefasta gestión de la primavera árabe, lo de Bengasi, los correos electrónicos con flagrante incumplimiento de la ley de protección de datos, sus negocios extraños y su furor anti religioso. No lo sabemos. ¿Qué ocurrirá? Puede que se cumplan los peores vaticinios y que haya un payaso al timon con peligro de naufragio o que el engorroso  establishment del NOM sufra un varapalo en sus expectativas.






Desde el punto de vista español, no es probable que pueda revertir la marea intrahistórica del sur hacia el norte, en eso sólo será una anecdota.
Podemos aprovechar los cambios para que desde fuera nos impulsen a trabajar para salir de nuestra indolente decadencia autista pero mucho me temo que lo que veamos sea un espejismo; si Trump fuese un auténtico outsider no hubiera triunfado. La piedra de toque será su comportamiento en relación al control de la FED. 
El tiempo lo dirá.

13 oct. 2016

Bob Dylan premio Nobel







La Segunda Guerra Mundial supuso el fin de un mundo... y la aparición de otro. De repente había nacido una clase social de gente adulta joven con poder adquisitivo y que no tenía que trabajar. La revolución juvenil tuvo sus profetas y sus poetas, y Bob Dylan es uno de ellos. Le han dado el Nobel y con ello se premia una música, una retórica de alguien que canta este mundo en cambio.
Por una vez el comité del Nobel ha acertado; recuerda algo que siendo conocido en todo el mundo es arte y es crítica.

12 oct. 2016

Defensa de la Hispanidad


Día de la fiesta nacional, como todos los años se manifestarán por las calles de España grupos de hispanoamericanos protestando por lo que llaman el genocidio indio; y es que nuestra fiesta se celebra el día de la raza, es una fiesta inclusiva que engloba a todos los pueblos iberoamericanos. Las manifestaciones están propiciadas por cierta izquierda que ahora se agrupa alrededor de PODEMOS. Estamos ante el enésimo cuento de la hegemonía de Laclau. La verdad puede que sea difícil pero es verdad; verdad relativa según las pruebas conocidas en cada momento. 






A lo largo de la historia las civilizaciones se han extendido en proporción a su fuerza, traspasando su armazón tecnológico y así el comodoro Perry impulsó la revolución Meiji en Japón o las potencias colonialistas han impuesto el artefacto Estado-nación en el mundo entero, independientemente de la tradición de esos pueblos primero colonizados y posteriormente descolonizados. España en cuanto parte de Occidente, pero también como civilización española, trasladó Europa a Iberoamérica y sí, los pueblos tuvieron que someterse; era la hora de Occidente, la hora de España. Tampoco debe olvidarse que tanto los aztecas como los incas eran pueblos invasores que oprimían a otros pueblos vencidos, y ésta constituye la gran contradicción de los indigenistas y tercermundistas que hacen del imperialismo su principal lucha, olvidando que los pueblos precolombinos eran tan imperialistas como los europeos. Los aztecas habían venido del norte y masacraban a los pueblos vencidos en la guerra. A la llegada de los españoles, para muchos indígenas mexicanos, los imperialistas eran los aztecas y Hernán Cortés fue visto en un primer momento como un libertador, y para los propios aztecas era el retorno del vengador Quetzalcóatl. A los escasos españoles les habría resultado muy difícil la conquista de México de no haber contado con la ayuda de cientos de miles de indios tlaxcaltecas que se sumaron al ejército invasor, animados por el deseo de venganza contra los aztecas.



    






 Los incas también habían invadido las tierras que ocupaban; desde la pequeña ciudad insalubre de Cuzco, a la que estaban relegados al comienzo, fueron dominando a sus vecinos por la violencia, los aimará entre ellos, imponiéndoles su lengua, su religión, su cultura. Del mismo modo que Cortés, Pizarro obtuvo el apoyo de tribus rivales para derrotar a los incas, contó con la ayuda de Huáscar para derrotar a Atahualpa.









En cuanto al descenso demográfico indio después de la conquista, su causa hay que buscarla menos en la espada de los conquistadores y más en las enfermedades contagiosas, la viruela y el sarampión, transmitidas por estos a poblaciones carentes de defensas inmunitarias. La mentira demográfica, además, ha engordado las cifras. La América precolombina era casi un desierto: sus dos principales polos de población, Perú y México, no contaban cada uno más de tres o cuatro millones de habitantes y el resto de las dos Américas más o menos otro tanto (léase La population du monde. De l'antiquité à 2050, Bordas, 1991). 






España hizo el papel que Roma había desempeñado en España: civilizar, proceso inevitable, con la creación de pueblos mestizos, universidades y una cultura universal. Roma destruyó pueblos, hizo desaparecer culturas pero la península ibérica entró en el mundo. Si España no hubiese actuado en América, otras potencias (quizá hasta China) sí lo hubieran hecho. No comulgo con los que elevan a la categoría de mito nacional a los conspiradores de Las Cabezas de San Juan, creo en el sencillo patriotismo de los soldados británicos: "con el Rey con razón o sin ella". Ya cambiaremos al Rey, primero la nación.